Claudia

Relata el evangelista Mateo cuando Cristo fue llevado ante Pilato: "Y estando él (Poncio Pilato) sentado en su tribunal, le envió a decir su mujer: no te mezcles en las cosas de ese Justo, porque son muchClaudiaas las congojas que hoy he padecido en sueños por su causa" (Mt XVII, 19). Los evangelios apócrifos le dan nombre a esta mujer y la llaman Claudia Procla o Prócula, única persona pagana que sale en defensa de Jesús, y que en varios lugares de Oriente se considera como santa, rindiéndosele culto como tal.

El nombre de Claudia, muy común entre romanos pertenecía a una de las familias patricias más célebres y antiguas de Roma: la gens Claudia.

Por la costumbre de recitar poesías en los ratos de ocio, las patricias romanas tocaban el arpa y así se le ha dado este atributo. Su indumentaria estaría dentro de la más clásica línea de los vestidos de época romanos: lujosos, con adornos, joyas y pelos altos. Siempre procesiona al lado del procurador romano, su marido.

En el caso de nuestra Hermandad se le puede considerar como el "Personaje principal", ya que al tratarse de la esposa de Poncio Pilato sería el complemento al Misterio de la Pasión que representamos.