Poncio Pilato

Desde el año VI de la era Cristiana, la Judea junto con la Samaria, era administrada por un procurador en nombre del emperador romano y sujeto a la autoridad del Legado de Siria. El quinto de estos procuradores fue Poncio, por sobrenombre Pilato (de Pilum, dardo o lanza), el cual gobernó la Judea desde el año 26 al 36. En el evangelio de San Lucas, se hace referencia a actos de crueldad sacrílega de Pilato y a su enemistad con Herodes, tetrarca de Galilea, que durante la Pasión del Señor se hicieron otra vez amigos.(Lc cap.23).

Los procuradores romanos eran los que en nombre del Emperador impartían justicia y gobernaban el territorio asignado. El Emperador que regía los destinos del mundo a la muerte de Cristo fue Tiberio.

Era pues Poncio Pilato un funcionario imperial que actuó de manera tibia en el proceso contra Jesús. En el Nuevo Testamento los cuatro evangelistas relatan la condena a muerte, su contraposición a Barrabás, el hermoso diálogo sobre El Reino, los mensajes de su esposa...

Personaje principal en la Pasión. Su indumentaria es la propia de la época para los procuradores romanos que tenían que impartir justicia: túnica de colores vivos, que bien puede llegar hasta la rodilla, con cinturón, capa y con sandalias o botas altas. Suelen llevar en la cabeza una corona de laurel y en la mano el objeto personal de identificación es un pergamino que lleva enrollado y que se refiere a la sentencia que pronunció contra Jesús, si bienel evangelio no explica la existencia de una sentencia escrita.

En casi todas sus salidas va acompañado de su esposa Claudia Prócula. También, siguiendo la tradición propia, el día de Pascua cambia el color de su traje por el blanco.